Estamos prohibidos

Estamos prohibidos

Sandra Jivcovici

foto2

foto2

En los últimos años España ha visto un crecimiento enorme de inmigrantes, particularmente los inmigrantes rumanos, que incluyen alrededor de 600,000 de la población, uno de los más grandes grupos de inmigrantes en España. La mayoría viene para trabajar y mejorar su calidad de vida pero naturalmente a veces eso es un esfuerzo.

Aparte del esfuerzo inevitable para integrarse completamente en la sociedad española, el gobierno español lo ha hecho más difícil con la implementación de restricciones del trabajo hasta enero de 2009, aproximadamente dos años después de la admisión de Rumania a la Unión Europea. Por eso la mayoría de los ciudadanos rumanos trabajan en el sector de la construcción y también en los trabajos de servicios, muchos sin papeles ni otros derechos.

Sin embargo, comparativamente sus vidas han sido mejores que sus vidas en Rumania. Normalmente ellos ganan mas dinero y algunas personas creen que los trabajos que hacen los rumanos ayudan a traer riqueza en algunas áreas de la economía española. Al mismo tiempo estimula la economía en Rumania porque ellos normalmente envían sus ingresos a sus familias en su país.

La dificultad de integrarse apropiadamente se complica más cuando consideramos el rol que juega la discriminación y la ignorancia en esta ecuación. Probablemente uno de los más serios reveses es que generalmente el término “rumano” ha llegado a ser sinónimo de la palabra “criminal”. Creo que esta discriminación e ignorancia influye en gran parte del argumento de las personas que están contra la inmigración, especialmente la de los rumanos y otros grupos que son de Europa Oriental, aunque ellos no lo quieren reconocer y en cambio usan solamente motivos ligados a problemas sociales. Como norma los medios de comunicación tienen tendencia a exagerar la imagen negativa de poblaciones étnicas y otras, y también a promover y sostener los estereotipos que ya existen. Este sensacionalismo de los medios tiene la consecuencia de empeorar las vidas de rumanos trabajadores que no merecen ser calificados como criminales y ladrones.

Pero esta ignorancia no puede desaparecer tan fácilmente. Mucha gente ve a todos los rumanos como gitanos, o más apropiadamente gente Roma. Esta población ha sido sometida a la discriminación y ostracismo desde hace muchos años, y lo que es más horrible es que en Rumania ellos están vistos en los mismos términos, como criminales, ladrones, y nada más. Quizás es verdad que alguna gente Roma hace esas cosas, pero también podemos decir que no tienen otras alternativas, o soluciones y oportunidades para integrarse en la sociedad, pero no quiero hacer ahora un argumento sobre lo que es moral y lo que es inmoral. La verdad es que la gente Roma, como nómadas tradicionalmente han vivido en todas partes, y han encontrado una nueva vida en otros lugares de Europa, como en España.

El gobierno rumano ha tratado de mejorar la imagen general de los ciudadanos rumanos en España con una campaña que utiliza los anuncios y la publicidad para enviar su mensaje a la gente española. En mi opinión creo que es muy hipócrita y disparatado luchar por la eliminación de la discriminación que existe cuando este argumento está construido por medio de otra discriminación muy táctica que a los rumanos les gusta utilizar siempre: “No son los rumanos los que son culpables, es la gente Roma.”.

Tabla sobre la inmigración en España por país de origen (Wikipedia)

Campaña del gobierno rumano:

Ciudadanos de origen rumano exigen mejores salarios:


El drama de los inmigrantes rumanos en Castellón (España).


En este otro video hay un hombre que se quema vivo para protestar por su situacion economica.

Un clip sobre el cartel que aparece arriba:


Y aquí, un ejemplo del sensacionalismo.

2 comentarios

Archivado bajo Mundo en español

2 Respuestas a “Estamos prohibidos

  1. erol

    que lastimado. Las gentes no son ilegales.

    Se han enfrentado muchas dificultades en su historia.

  2. Sandra

    siiiiiii, pero que es nuevoooooo en el mundo?
    las mismas m!erdas
    y no me da miedo decirlo
    blahhh.

    …y ahora me voy a leer

    bye-bye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s